La producción de los dispositivos Galaxy Note 21 podría paralizarse tras un problema generado en el suministro de chips. Todo parece señalar que la falta de materiales para la producción de semiconductores habría llevado a Samsung a decantarse por dejar de fabricar a estos artefactos.

Samsung evalúa parar producción de Galaxy Note 21 por falta de suministro de chips

La propia directiva de la empresa surcoreana, especialista en la fabricación de teléfonos, ha realizado declaraciones en torno a esta noticia. Si bien es cierto que la línea Galaxy Note, ha sido señalada desde hace un tiempo, por una serie de rumores que presagiaban su salida del mercado por diversas razones, en esta oportunidad portavoces de la misma empresa han hecho eco de la noticia.

Dong-jin Koh, conocido por muchos como DJ Koh, quien se desempeña como jefe del área de los dispositivos móviles de la empresa Samsung, emitió una serie de declaraciones, en donde señaló que, por este año, podría la compañía saltarse la producción de los dispositivos Galaxy Note 21.

Esto, motivado a dos inconvenientes: el primero, la responsabilidad de lanzar dos modelos representativos en tan solo un año y, la segunda, debido a un problema que se ha generado en la fabricación de los chips SoC Exynos, lo que repercute de manera directa en la comercialización.

Una crisis que se ha visto acentuada al pasar el tiempo

Las alarmas han sido encendidas en las industrias fabricantes y comercializadoras de productos relacionados con la tecnología electrónica. La cadena global de suministro se ha visto fuertemente afectada, en especial, por la falta de semiconductores.

Ante esto, Samsung no ha sido la única que se ha visto afectada, empresas como TSMC, también han sufrido los embates de la escasez de uno de los elementos básicos para el funcionamiento de los dispositivos de consumo. Por lo pronto, Samsung no ha sido la empresa que se ha visto más afectada, ya que en muchos otros casos, se han llegado a cerrar plantas de producción completamente.

No obstante, la empresa surcoreana no ha sido afectada solo por la escasez de suministros, a este problema se le sumó el corte de energía que sufrió la planta de fabricación ubicada en Texas a principio de año. Lo que profundizó el problema de producción debido a que aún ni siquiera había restablecido por completo las labores.

Sin embargo, no todo está perdido ya que los propios voceros aseguraron que, aun cuando se paralice la producción de los Galaxy Note 21, estos dispositivos no saldrían del mercado por completo. Y que de seguro se esperaría un modelo de esta familia de teléfonos inteligentes para el próximo 2022.

Ante todo esto, la corporación Asustek, ha sumado su preocupación por esta problemática de escasez de insumos, señalando que en la actualidad se cuenta con una oferta que oscila entre los 25 %  y 30 % menos que la demanda, por lo que se debe esperar hasta finales de año para ver una posible restitución de los servicios de producción.