Si lo que se busca es la administración de un gran grupo de información de forma rápida, eficaz y automatizada; entonces los sistemas de control son la respuesta.  Esto es así debido a que los mismos tienen la finalidad de ayudarnos a librarnos de grandes cargas de trabajo. Pero, si deseas conocer un poco más de ellos, saber para qué sirven y cuáles son sus tipos; te invitamos a leer este artículo, ya que profundizaremos en el tema.

Sistemas-de-control-1

Índice

¿Qué son los sistemas de control? 

La definición de sistema de control resulta ser muy sencilla; puesto que, estos simplemente consisten en un conjunto de maquinarias que tienen el propósito de dirigir otros sistemas. Lo más común es que los sistemas de control se componen de circuitos eléctricos, los cuales son programados para manejar los sistemas a su cargo.

Estas maquinarias cuentan con un gran abanico de virtudes sobre el trabajo humano, siendo la principal de ellas, la elevada tasa de éxito; puesto que, si el sistema de control ha sido programado adecuadamente, no va a cometer ningún tipo de error.

Objetivos 

Cuando hablamos de un sistema de control; nos encontramos que la finalidad del mismo es el cumplimiento de la tarea específica para el cual se programó. Las posibilidades de que este objetivo sea cumplido, van a depender de tres variables; primero, que tan difícil es la tarea a cumplir, cuáles son sus capacidades de control y por último, la programación de este.

Pero, independientemente del caso, los sistemas de control van a necesitar de dos tareas a cumplir para lograr obtener el objetivo principal; dichas tareas son:

  • Ser estables e incorruptibles: los sistemas de control requieren que se les programe con una gran estabilidad; la cual va a impedir que el mismo se corrompa o afecte si sus documentos llegasen a presentar algún tipo de error. Esto tiene que ser así, debido a que si un sistema es débil, flaquea al momento en que se presenta un error y deja la tarea a medias.
  • Deben de ser eficientes: el principal motivo de “suplantar” a un humano con una máquina; es que se supone que estas realizan el trabajo de una forma mucho más eficiente. Por tanto, los sistemas de control deben de programarse de tal manera, que los mismos no puedan ejecutar alguna acción brusca que entorpezca su trabajo; en otras palabras, los mismos deben ser capaces de seleccionar las acciones que les faciliten conseguir sus objetivos.

Tipos de sistemas de control 

Cuando hablamos de los tipos de sistemas de control, es importante que existen principalmente dos clasificaciones; los llamados de lazo abierto y, los de lazo cerrado. Dicha distinción se hace en función a la forma con la que el sistema lidia con la variable a controlar.

De lazo abierto

En este primer caso, nos encontramos con los sistemas de control donde la “salida” no va a ejercer ningún tipo de efecto sobre el sistema; en otras palabras, estos sistemas no requieren de retroalimentación alguna por parte de la salida para que el controlador ejecute sus funciones adecuadamente.

sistema-de-control-5 A forma de ejemplo, un sistema de control de lazo abierto sería el que utilizan las lavadoras automáticas al momento de realizar sus siclos de lavado; ya que las mismas simplemente toman en cuenta el tiempo para controlar el sistema y no necesitan para ello contar con algún tipo de retroalimentación; el cual podría ser, que la ropa se encuentre limpia al finalizar el ciclo.

De lazo cerrado

Al contrario de los sistemas de control de lazo abierto, los de lazo cerrado si requieren de una retroalimentación al momento de la salida; estos realizan una comparación entre los valores obtenidos, con aquellos que se establecen como deseados. Según los resultados que se obtengan, el sistema va a reaccionar de una manera u otra.

Tratándose de sistemas de lazo cerrado, los aires acondicionados, resultan ser un excelente ejemplo; puesto que, dependiendo de la temperatura del ambiente, los sensores vana determinar si hace falta que entre el compresor para enfriar el lugar.

Esperamos que todo te haya quedado completamente claro; pero si no es así, aquí te vamos a dejar un vídeo donde lo explican todo muy bien; puesto que, una imagen vale más que mil palabras.

Seguramente podrá interesarte nuestro artículo sobre las herramientas DevOps: velocidad y calidad a su alcance.