Spotify ¿Cuándo se creó? La historia de Spotify es un tema interesante, ya que, como muchas otras aplicaciones, son el resultado de una idea en una mente que pensó en sus proyectos como una forma de resolver un problema: llevar la música a los oídos de todos desde la comodidad de su dispositivo móvil.

Este fue el caso de Daniel Ek, un sueco con un inventivo muy precoz, que sería el creador de la plataforma de streaming de música y podcast más grande del mundo.

Índice

Inicios

Todo comenzó en Estocolmo, Suecia cuando a la edad de 14 años, Daniel Ek crearía su primera empresa. Esta tenía como función el desarrollo de páginas web. Con esta idea, Ek les dio trabajo incluso a sus propios amigos del instituto.

Dos años después, las aspiraciones de Ek crecieron al punto de intentar entrar a trabajar a Google, pero lamentablemente fue rechazado por no contar con una formación universitaria. Pero esto no dejó que lo detuviera, y entonces desarrolló la idea de Advertigo. Una pequeña empresa de marketing digital.

Con el manejo de Advertigo tuvo mucho éxito. Gracias a esto, llamó la atención de la conocida empresa del mismo ramo: Tradedoubler. Esta empresa negoció la compra de Avertigo y luego de un acuerdo la adquirió por más de un millón de euros. En este momento Ek ya tenía 23 años.

La idea de Spotify

Pero en este momento, la idea de Ek de combinar la informática y la música ya rondaba en su cabeza, por lo que organizó una reunión con los directivos de Tradedoubler. En esta reunión les planteó la idea de una plataforma dónde las personas pudieran escuchar la música de su preferencia desde su computador sin la necesidad de tener que comprar los discos completos de los artistas.

Martin Lorentzon quedó convencido de la idea y decidió invertir en ella. En este punto el proyecto comenzó andar.

El nombre del proyecto se originó por casualidad. Daniel Ek y Martin Lorentzon se encontraban debatiendo y decidiendo cual era el nombre más ideal. En un momento, uno de los dos dijo “Spotify”. No era la palabra que quería decir, pero a ambos les gustó, y concluyeron que ese era el mejor nombre para el proyecto y se apresuraron a registrarlo.

Desarrollo y lanzamiento

La idea fue desarrollándose. Aunque la empresa se consolidó en el año 2006, los convenios con las disqueras para adquirir los derechos de la reproducción de las canciones se llevaron casi dos años. Pero para el año 2008 se lanzaría oficialmente la página web, que en un principio sólo estuvo disponible para Europa, pero al año ya se encontraba en EEUU.

Con el pasar de los años la popularidad de la plataforma comenzó a crecer y con la llegada y establecimiento de los equipos inteligentes, la plataforma saltó a los sistemas operativos móviles y cada cierto tiempo desarrollan nuevas funcionalidades, como la integración de la revista Rolling Stones o la posibilidad de compartir canciones mediante el Messenger de Facebook.