Los softwares de seguridad son imprescindibles a fin de asegurar los pc. Disponemos de un extenso cúmulo de posibilidades, puesto que tanto gratis como pagados y los tenemos para la totalidad de sistemas y aparatos informáticos.

Entre los más conocidos está el Windows Defender, el cual aparece incorporado en el SO de Windows. En algunas oportunidades estos softwares identifican y bloquean datos y programas considerados de peligro, sin embargo, conocemos que no son tales. Aquí te explicaremos cómo realizar su desbloqueo manualmente.

¿Cómo desbloqueo archivo o programa bloqueado en Windows Defender?

Numerosos usuarios se consiguen que, al realizar la descarga de un archivo desde Internet, el Windows Defender le obstaculiza. Sucede porque lo asume como una amenaza, bien por su nombre, o su extensión, etc. No siempre se tratará de un peligro real, pero eso bloqueo impide su descarga correcta.

Igualmente pudiera pasar al intentar usar un software dado. En cuyo caso el antivirus lo asume como peligroso y le obstaculiza. ¿Qué podremos realizar? Afortunadamente poseemos varias soluciones. Explicaremos cómo desbloquearlo manualmente para permitir su apertura.

Debemos advertir, que lo normal resulta si el antivirus lo detectó como software o archivo malicioso, existen altas probabilidades de que lo sea. Así que, aplicaremos esto solo a programas o archivos los cuales tengamos la plena seguridad de su legitimidad y no representarán peligro para nuestro equipo.

Pasos a seguir

  1. Para ello abriremos Seguridad de Windows. Vamos al panel de labores del SO, y pulsamos sobre el signo Windows Defender.
  2. Llegamos a configuración
  3. Allí nos dirigimos a “Protección antivirus o amenazas”.
  4. Vamos a Historial de protección.

 

Historial para protección

Ahí estarán la totalidad de los archivos y softwares que bloqueó Windows Defender. Al pulsar sobre uno de estos, nos indicará datos como nombre, momento de detección o ruta.

Podremos suprimir esa advertencia, colocarla en cuarentena o permitirlo. Esta última acción es la que evitará que el Windows Defender obstruya este archivo o su ejecución. Reiteramos, esto lo podremos realizar únicamente de estar absolutamente seguros que esa información es confiable. Caso contrario estaríamos colocando en peligro nuestro equipo.

¿Cómo podemos revertir esta situación?

Supongamos que erróneamente permitimos una información, datos, archivo o software y nos percatamos que verdaderamente es un peligro. Simplemente regresamos a Protección antivirus o amenazas, y en esta oportunidad pulsamos sobre Amenazas permitidas.

Amenazas permitidas

Si hemos añadido un archivo o software al renglón de amenazas permitidas, allí aparecerá.

¿Por qué es bueno tener herramientas de seguridad?

Actualmente existen bastantes amenazas que por su complejidad pudieran colocar en riesgo la seguridad de los sistemas. Esto amenaza a la totalidad de los aparatos, sin interesar si se trata de smartphone, un pc, etc. Afortunadamente poseemos un cúmulo de software que nos brindan la protección en la red. Así que podremos advertir amenazas comprometedoras.

Software como Windows Defender permitirán la protección de nuestra privacidad y bloquear a los hackers en sus intentos por controlar nuestros aparatos informáticos, de ahí su importancia.